Viajar a Cuba

Antes de la llegada de la Revolución a Cuba, ya la isla era blanco de turismo por grandes magnates que disfrutaban de sus salas de juego y del turismo sexual. Una vez que triunfa la Revolución en la isla, el ritmo de visitantes comienza a incrementarse, pero esta vez no por lo citado anteriormente, sino por sus bellezas naturales y sobre todo por la curiosidad de querer conocer la realidad de la Revolución Socialista. Esto, es cierto para ciudadanos de algunas partes del mundo, mientras que para otros, como los estadounidenses, este destino turístico se convirtió en prohibido desde el triunfo de la Revolución.

the Greater AntillesEn los últimos meses se puede decir que para ciertos turistas se han incrementado algunas facilidades para viajar a Cuba luego del acercamiento que han tenido el gobierno de Cuba con de los Estados Unidos, durante la legislación de Obama. Sin embargo, falta ver qué pasará con estas durante la administración del electo presidente del país norteamericano, Donald Trump.

Lo cierto, es que mientras los ciudadanos de los Estados Unidos tienen ciertas limitaciones para conocer las maravillas de la mayor de las Antillas, muchos otros países aún tienen esta opción entre las prioritarias, no solo por las maravillas naturales que tiene la isla manifestadas en sus playas de aguas cristalinas y blanca arena. También por la hospitalidad de su gente y sobre todo por conocer los avances que en materia social y cultural continúan caracterizando a Cuba, a pesar de más de medio siglo de bloqueo económico, el cual le ha impedido avanzar al ritmo que le impulsan sus dirigentes y su pueblo.

Cuba también es destino de intelectuales, quienes visitan cada año su famosa Feria Internacional del Libro y el laureado Festival de Cine Latinoamericano, el cual abre sus salas a lo mejor del cine de la región.